Hay más diferencias pero esta segunda para mí es la más importante, el resto son diferencias técnicas que ya iremos viendo a lo largo del aprendizaje.

Partiendo de lo comentado, es más fácil aprender Psicología Astrológica para alguien que no sabe nada de Astrología que no para un Astrólogo veterano. Como a mí me pasó, un astrólogo ya veterano tiene unos ciertos aprendizajes muy instaurados en la mente que deben ser removidos (por eso he puesto el ejemplo de cómo ven la madre en la carta la astrología clásica y la Huber) y tiene que hacer dos esfuerzos, borrar información equivocada y aprender la nueva.
El novato que no conoce prácticamente nada sólo tiene un esfuerzo: aprender lo nuevo.

Bien, una vez conocidos los motivos que impulsan a aprender el método Huber de Psicología Astrológica en lugar de la Astrología clásica, vamos a empezar con los conceptos de astrología.

las estaciones En primer lugar hay que tener claro que no conocemos los mecanismos por los cuales la astrología funciona. No se han encontrado ningún tipo de evidencias por las cuales los planetas puedan influenciarnos, ni físicas (tanto la luz que emiten como su magnetismo o su gravitación son demasiado débiles para poder influirnos de manera significativa) ni de ninguna otra clase.

Existe una explicación que dio el psicólogo Carl Gustav Jung ya hace tiempo que hablaba de sincronicidad. Es decir que a la vez que alguien nace los planetas están puestos de determinada manera pero no porque los planetas provoquen que esa persona sea así sino que existe a la vez los dos sucesos, son sincrónicos.